(34) 928 228 151 info@gemed.es

Según una guia presentapada por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) con la que busca informar a todo el que la lea sobre las consecuencias de difundir, sin permiso, información personal por Internet. nos explican el significado de términos como ciberacoso, sexting, phishing, etc.

En ella veremos cuales serían las consecuencias de utilizar información personal en Internet, obtener información personal de manera ilícita es un delito. Compartir contenido que hemos obtenido con el consentimiento de otra persona no nos da permiso a divulgarlo.

También el tema del sexting, que es una práctica que propicia ser víctima de acoso, amenazas y coacciones. Por otro lado está el revenge porn, que consiste en difundir fotografías o vídeos íntimos de una ex pareja con el fin de hacer daño a dicha persona. Tanto el sexting como el revenge porn son delito.

sexting

También existe la suplantación de identidad, cuyos casos más típicos son los de suplantación de identidad en perfiles de las redes sociales.

Publicar en las redes sociales fotografías que inciten al odio de personas, por ejemplo, por su origen, religión, orientación sexual, y etiquetarlas con mensajes ofensivos es un delito de odio.

La AEPD nos ofrece una serie de consejos para evitar cometer este tipo de delitos:

– No utilizar la información personal de terceros en Internet, sin su consentimiento. Si se quiere utilizar hay que pedir permiso antes a su titular, diciéndole qué es lo que se va a hacer con la información.

– El que se haya obtenido información de otras personas con su consentimiento, por ejemplo, mediante fotografías o vídeos en las que aparecen, no significa que podamos hacer con esos datos personales lo que queramos.

– Lo que se publica en Internet, como fotografías, vídeos o audios de personas, queda fuera de control de quien lo publica.

– Todo lo que se publica en Internet deja rastro, aunque te parezca que es anónimo. La información que damos de nosotros y la que las demás personas dan de nosotros va creando una identidad digital.

– Acosar a una persona en Internet es delito.

– Las bromas en Internet pueden acabar siendo un delito y como tal conllevarían penas que impondrían los Tribunales.

– Los delitos pueden llegar a estar castigados con penas de privación de libertad y constan como antecedentes penales.

– El uso de Internet puede agravar las penas de los delitos cometidos.

– La violencia de género agrava las penas de los delitos cometidos.

– La Ley de aplica en Internet.

– Las actividades que se realizan en Internet y la información que se sube crea una huella digital.

– En el caso de que no sea delito hay que tener en cuenta que se puede cometer una infracción a la normativa de protección de datos, también sancionable.

Las recomendaciones para evitar ser víctimas serían:

– Actualizar regularmente el sistema operativo y el software instalado en el equipo.

– Instalar un antivirus y actualizarlo con frecuencia.

– Instalar un firewall o cortafuegos con el fin de restringir accesos no autorizados de Internet.

Recomiendan también no usar el mismo ordenador después de una relación de malos tratos. Para finalizar la guía termina indicando contactos de asociaciones y organismos que pueden ser de ayuda.

AEPD – Guía de protección de datos y prevención de delitos.pdf

Pin It on Pinterest

Share This