(34) 928 228 151 info@gemed.es

¿Qué es una PSIM?

PSIM (Physical Security Information Systems) es una categoría de software que se utiliza para implementar plataformas de integración de alto nivel con el objetivo de automatizar la gestión y manejo de situaciones en los centros de operaciones. Debido a que el PSIM funciona por encima de todos los sistemas existentes y aunado a la creciente estandarización de plataformas IP, las posibilidades de comunicación y colaboración con nuevos subsistemas es prácticamente ilimitada.

Aliado de tecnología :

Integración de la seguridad

Appvision es una herramienta PSIM perfecta para la integración y acumulación de diferentes sistemas de seguridad, automatización de comandos y control y manejo de incidentes. Tan pronto como un incidente ocurre, el mismo es geolocalizado en el mapeo GIS.

Gestión Unificada del CCTV

Existen docenas de fabricantes de sistemas CCTV pero no son capaces de integrarse unos con otros. Esto plantea un problema mayor en cuanto a los proyectos de seguridad donde las cámaras conectadas a diferentes VMS tienen que verse y utilizarse conjuntamente.

Integración de la estación de control

Consultores e integradores desean las mejores tecnologías para sus clientes lo que no significa depender de un solo fabricante. La mejor tecnología significa tener la libertad de proponer los sistemas más adaptados para las necesidades del proyecto.

Características y ejemplos de aplicación de una PSIM

La seguridad debe ser entendida y abordada desde un punto de vista holístico pero interconectada o interrelacionada entre todos sus diferentes y heterogéneos sistemas.

Seguridad Centralizada

En la actualidad, la seguridad de las instalaciones está depositada en sistemas autónomos de seguridad física como cámaras de videovigilancia, controles de acceso, barreras, sistemas de intrusión, detección de incendios, o lógica como software y hardware para defender las redes de IT (Information Technology) u OT (Operational Technology).

Estos sistemas, supervisados por operadores humanos, en un escenario ideal cumplen a la perfección con su trabajo. Sin embargo, son sistemas que no se comunican entre sí y salvo que el/los operador/es sean capaces de correlacionar eventos de diversos sistemas a la vez, se verán superados por amenazas que para cada uno de los sistemas por separado pasan desapercibidas, pero que en la conjunción de varios sistemas se puede traducir en una violación de la seguridad.

La tarea es ardua para los operadores puesto que, a la necesidad de utilizar diversos sistemas en paralelo, con sus correspondientes interfaces de usuario y en sus correspondientes máquinas, se añade la necesidad de poseer una elevada pericia en la identificación de amenazas potenciales entre los múltiples eventos cruzados de varios sistemas. Esta tarea se torna más complicada cuanto mayor sea el número de sistemas a supervisar y de mayor dimensión sean éstos.

Una de las características que dotan de mayor potencia a estos sistemas es la operación desde una única consola de gestión, desde la que se controlan y supervisan todos los componentes de los sistemas integrados. Esto permite al operador prestar atención a una única pantalla y supervisar las alarmas derivadas de la correlación de eventos de diversos sistemas. Estas alarmas han sido preprogramadas, ante la aparición simultánea de los eventos, lo que permite dotar al operador de protocolos de actuación para enfrentarse a las mismas. El resultado se traduce en un mayor índice de detección de amenazas, que antes pasaban desapercibidas, y una actuación precoz y efectiva sobre las mismas. Las alarmas son geolocalizadas sobre mapas de las instalaciones permitiendo acudir de forma rápida al foco de la misma y evitar pérdidas que de otra forma serían imposibles de salvar.

Ejemplo de amenaza a cubrir con la convergencia de la seguridad

Imaginemos una instalación con múltiples sedes y que un usuario utiliza su tarjeta personal de acceso para superar el control de acceso de las instalaciones que se encuentran en Sede A y al mismo tiempo las credenciales de ese usuario están siendo utilizadas en la Sede B, situada a cientos de kilómetros, para acceder al sistema de facturación de la organización.

Con un PSIM como AppVision se hubieran podido correlacionar ambos eventos y generar una alarma que alertara al operador de seguridad y le diera instrucciones sobre cómo actuar.

En definitiva, la convergencia de la seguridad tanto física como lógica, proporciona la capacidad de detectar eventos de seguridad que hasta ahora pasan desapercibidos y brinda la posibilidad de actuar de forma precoz y eficaz, disminuyendo el impacto negativo que la amenaza supone para la seguridad personal y patrimonial de la organización.

Integración de la seguridad física y lógica

AppVision tiene la capacidad de integrar sistemas de seguridad física y lógica. La evolución de las tecnologías y la digitalización generalizada ya permite integrar los sistemas y dispositivos de ámbito físico y digital. De esta manera, las empresas y organizaciones pueden llevar a cabo lo que se denomina “Transformación Digital” que se puede resumir en gestionar todos los procesos, el tratamiento de la información y los datos para lograr mejoras continuas en el negocio o actividad de la organización.

AppVision representa la forma más transparente y abierta para unificar y gestionar tecnologías de diferentes fabricantes para su uso en infraestructuras críticas, salas de seguridad, centros de control y comunicaciones. Se trata de una tecnología de operación (OT) que permite establecer procesos para gestionar eventos, geolocalizados y en tiempo real, suministrar procedimientos de operativa paso a paso para los operadores y análisis forense “post evento”, así como auditoría de actuaciones del personal de seguridad.

Es una tecnología que facilita y agiliza los procedimientos de Seguridad, Mantenimiento y Operación en infraestructuras críticas, edificios, plantas industriales, fábricas, etc.

Posee las siguientes características genéricas:

– Personalización de la interfaz gráfica de usuario para identificar de forma más sencilla y, sobre todo, familiar, los elementos que componen todos los sistemas, así como su ubicación.
– Escalabilidad para proyectos multisite.
– Garantiza la continuidad del servicio de operación mediante redundancia y es a prueba de fallos.
– Integra todo tipo de sistemas, como, por ejemplo: Videovigilancia, Intrusión, Control de Accesos, Videowall, Incendios, Climatización HVAC, radares, interfonía, megafonía y cualquier otro sistema que posea un API y/o SDK y cumple con protocolos estándares de mercado, independientemente del fabricante del equipo o sistema.

Se trata, en definitiva, de una plataforma abierta, neutral y convergente.

Sistema abierto y flexible

Los sistemas abiertos dan solución a la incompatibilidad entre los diferentes sistemas y equipos, ofreciendo la posibilidad de intercambio de información entre sistemas multidisciplinares y, por supuesto, de diferentes fabricantes. Acudir a un sistema abierto y flexible presenta soluciones a las siguientes problemáticas:

– Interoperabilidad entre sistemas de cualquier fabricante.
– Compatibilidad entre diferentes versiones de firmware y aplicaciones que gestionan los equipos
integrantes de cada sistema.
– Escalabilidad tanto por la incorporación de nuevos equipos a los sistemas ya existentes como por
la integración de nuevos sistemas o nuevas localizaciones (sites).

Cuenta con las siguientes prestaciones y requerimientos técnicos:

– Está basada en tecnologías y protocolos abiertos estándares de mercado.
– Cuenta con drivers o APIs para integrar los diferentes.
– Dispone de un entorno IDE basado en estándares de mercado que es ampliamente utilizados. Por
ejemplo, JAVA o .NET lo que permita desarrollar nuevos drivers o adaptar los existentes.
– La arquitectura de la plataforma está disponible para los partners y clientes.
– Dispone de API o SDK, gratuito preferentemente, para el desarrollo, ampliación y personalización
de la solución de acuerdo a las necesidades específicas de la instalación.

Una solución de convergencia basada en una plataforma abierta y flexible elimina cualquier dependencia de fabricantes, asegura la integración de los sistemas y la capacidad de correlacionar de forma simultánea eventos provenientes de diversas fuentes. Además, asegura adaptabilidad a las necesidades de crecimiento y queda disponible para la integración de sistemas que ni siquiera están planteados en los escenarios iniciales. Incluso la propia plataforma tiene capacidad de evolucionar con las necesidades de la solución a implementar.

Solución de convergencia neutral

Este concepto de neutral está específicamente dirigido a la independencia del fabricante o desarrollador con respecto a la tenencia de intereses de cualquier tipo (profesional, económico, comercial, etc.) sobre alguno de los sistemas a integrar en su plataforma. Esto elimina cualquier conflicto de interés con los fabricantes de sistemas y equipos que se vayan a integrar.

El fabricante del software Prysm no tiene intereses que compitan con los fabricantes de equipos o sistemas que sean potencialmente integrables.

Una plataforma PSIM con esta característica es indispensable para preservar la libertad que el cliente debe poseer para la adquisición de los equipos y sistemas que más se adecuen a sus necesidades con independencia de quien los fabrique. El objetivo a perseguir es evitar estar “cautivos” a nivel tecnológico de una determinada marca o fabricante.

En la actualidad, los distintos equipos y software de fabricantes que son competidores, presentan dificultades para la integración directamente entre sí. Muchos de ellos, celosos de sus soluciones, potencian precisamente esa incompatibilidad creando software y sistemas propietarios para excluir al resto del mercado.

La neutralidad garantiza la libertad de elección y, por tanto, las relaciones comerciales con los fabricantes de sistemas a integrar y proveedores de servicios son completamente independientes y están totalmente libres de cualquier influencia o injerencia por parte de la plataforma.

Solución de convergencia efectiva

El concepto de plataforma convergente, GEMED Soluciones lo entiende como aquella capaz de integrar el mundo de los sistemas y dispositivos físicos con el mundo de los sistemas digitales.

La convergencia del mundo físico y digital se da en el concepto de IoT (Internet of Things). Está compuesto por los objetos con sensores, dispositivos que tienen la capacidad de generar información en forma de datos y conectarse con otros sistemas a través de protocolos TCP/IP. Muchos tienen, incluso, capacidad de procesamiento (conocidos como Smart Things). Estos dispositivos ya se encuentran integrados en todo tipo de actividades de nuestro entorno doméstico y profesional. Actividades de la automoción, el sector de la energía, la asistencia sanitaria, procesos de fabricación inteligente, el transporte y los edificios inteligentes, entre otros, son una muestra clara de hacia dónde se dirige esta tecnología.

En el ámbito digital, el concepto de ciberseguridad es ampliamente conocido y aceptado. En el mundo físico, los sistemas de seguridad clásicos como vídeo CCTV, control de accesos, intrusión, fuego, SCADA y un largo etcétera, han acabado adaptándose en su mayoría a protocolos TCP/IP, heredando las mismas vulnerabilidades y amenazas que los sistemas digitales aún sin estar conectados a Internet. Según estudios recientes, más del 75% de los “ciberataques” a los sistemas se producen dentro de la organización de forma premeditada o accidental. Por lo tanto, la cultura y práctica de la ciberseguridad necesita ser reforzada también en los sistemas físicos (SCADA, BMS, Energía y Seguridad Física).

La capacidad de integrar los sistemas físicos con un SIEM, por ejemplo, dota al sistema de un nivel superior de seguridad en el apartado de ciberseguridad pudiendo correlacionarse eventos que desemboquen en la determinación de una amenaza. Los mismos eventos, por separado, pasarían cualquier filtrado y no levantarían sospechas. Ver el ejemplo indicado en este artículo para una mayor comprensión de este hecho.

Una infraestructura crítica precisa de un sistema verdaderamente capaz de integrar ambos mundos con el objetivo de obtener un nivel de seguridad global más elevado, sofisticado y, sobre todo, eficiente e inmediato en la detección de las amenazas.

AppVision es una PSIM (Physical Security Information Management), software desarrollado por PRYSM. Se trata de una plataforma que se despliega cada año en cientos de proyectos de infraestructura crítica.

AppVision PSIM facilita la integración de muchas marcas diferentes de seguridad y automatización, puede elegir el sistema que desea y PSIM será capaz de integrarlo.

GEMED Soluciones, firma un acuerdo con PRYSM en virtud del cual se convierte en Partner Certificado Nivel Gold disponiendo en su plantilla de personal certificado.

     

Este acuerdo se enmarca dentro de la estrategia de GRUPO GEMED de potenciar sus soluciones de alto valor añadido con el objetivo de ofrecer a sus clientes sistemas que les permitan liberar sus recursos para dedicarlos plenamente a su propia actividad.

Gracias a este acuerdo GEMED Soluciones pone a disposición de sus clientes soluciones convergentes de seguridad física y lógica.

GEMED Soluciones hace posible desde las Islas Canarias el despliegue de soluciones de integración que unifican diferentes tecnologías de seguridad y automatización.

Pin It on Pinterest